¡Únete a Community of Insurance!

Reformar o no reformar el sistema público de pensiones

Fecha

(N.E. Nos hemos propuesto seguir de cerca el debate de la reforma del sistema de pensiones. Queremos abordarlo desde todas sus facetas y visiones políticas, ideológicas, económicas y sociales porque nos jugamos mucho. Son muchas las preguntas que nos planteamos y queremos que quienes saben las puedan contestar. Nuestro compañero del equipo gestor del blog, Luis Badrinas está realizando un trabajo encomiable en este sentido invitando a expertos y él mismo escribiendo sobre el tema. Insistimos que este blog está abierto a quien pueda aportar datos, iniciativas y propuestas para que se acierte bien y con equidad en este gran asunto. El Gobierno acaba de decir, por boca de su Vicepresidenta, que se trasladará el informe de los expertos a la Comisión del Pacto de Toledo, lo cual nos parece bien. Además tenemos que añadir que un tema de este calado y que nos afecta a todos no se puede aprobar por mayoría, es necesario un gran pacto. Agradecemos a Miguel Ángel Vázquez su interesante punto de vista sobre la necesidad de la reforma del sistema público de pensiones )

Recomendamos la lectura de la e-letter nº 8 del blog sobre “Vida y Pensiones, una necesidad de la sociedad y de las personas»

Escribe: Miguel Ángel Vázquez, Director de análisis y estudios de UNESPA y miembro del Comité de Expertos para la reforma del sistema público de pensiones.

Los países más desarrollados y en desarrollo, con la extraña excepción de los Estados Unidos, no sólo saben desde hace mucho tiempo que necesitaban reformar sus sistemas de pensiones, sino que lo han hecho. La OCDE, que analiza este fenómeno de forma sistemática cada año en su publicación Pensions at a glance, atestigua con claridad que nadie, o casi nadie, ha dejado de moverse en este terreno en las últimas tres décadas. Tal es el periodo a partir del cual los demógrafos han comenzado a advertir sobre la realidad de la futura generación de nosotros, los baby boomers, que somos hijos de una generación muy prolífica que, sin embargo, hemos sido mucho menos prolíficos nosotros mismos, generando con ello el peligro de inversión de la pirámide de población.

Este tema de las pensiones es un tema en el que es muy fácil caer en el «nunca pasa nada» y en el milenarismo apocalíptico. Es muy fácil, en efecto, sostener que quienes quieren hacer reformas están equivocados porque en el momento que se relata las cosas no están tan mal; o si están mal, como ahora, ello se debe a la coyuntura de una tasa de paro muy elevada. Esto es así porque el problema de las pensiones es un problema de flujos financieros en el largo plazo, esto es, el problema no es que hoy haya una tormenta, sino que es muy probable que la haya en diez, veinte, o treinta años; y si esperamos a las primeras lluvias para prevenirla, ya será tarde.

Por su parte, las visiones apocalípticas se basan en amenazar a las sociedades con todos los males del mundo. Su principal público son los jóvenes, a los que dirigen el inquietante mensaje de «no tendréis pensiones».

La verdad de las cosas, sin embargo, está en algún punto medio, muy medio, de ambas posiciones. En primer lugar, no hacer nada es la mejor forma de condenar a nuestro sistema de pensiones a ser muy poco generoso en el futuro. La mejor forma de defender el sistema de pensiones es ser reformista, porque de esta manera somos conscientes de los problemas, los medimos, y podemos arbitrar soluciones. En segundo lugar, es importante desterrar de este debate la idea de que las pensiones no se van a pagar. Las pensiones se van a pagar porque recibirlas es un derecho constitucional y social que nos hemos dado los españoles y, por lo tanto, dejar de repartirlas sería negarnos; es, por decirlo así, la economía española en su conjunto, y la sociedad también, la que figura como avalista de las pensiones públicas. No hay, por lo tanto, que discutir si se van a pagar, sino qué nivel de generosidad ambicionamos para ellas. Y actuar en consecuencia.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

¡Únete a Community of Insurance!

Los datos personales facilitados y cualesquiera otros generados durante el desarrollo de la relación contractual o comercial que mantengamos, serán tratados por COMMUNITY OF INSURANCE, S.L. La finalidad del tratamiento es gestionar y generar tu perfil profesional en nuestras aplicaciones y redes, gestionar los distintos servicios que proporciona el sitio web, y promover u organizar las actividades o eventos que desarrollemos, con el objetivo final de favorecer a la interrelación entre profesionales. Dicho tratamiento se basa en su consentimiento, en la relación contractual o comercial existente entre las partes, y en nuestro interés legítimo. Se podrán ceder datos a terceros para la prestación de servicios auxiliares, el cumplimiento del contrato, o por estricta obligación legal. Se podrán realizar transferencias internacionales de datos, a países con el mismo nivel de garantía.. Puede, cuando proceda, acceder, rectificar, suprimir, oponerse, así como ejercer otros derechos, tal y como se detalla en la información adicional y completa que puede ver en nuestra política de privacidad.

Artículos
relacionados