¡Únete a la comunidad de Community of Insurance!

Formación Profesional y Empresa

Fecha

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on whatsapp

jose-iribasJosé Iribas, Director de Expansión Académica de UNIR y colaborador en la Fundación Atresmedia como experto en Formación Profesional.

Hoy quería hablarte de la FP y la empresa. De la necesaria complicidad entre una y otra. Esta colaboración es clave. Porque el alumno aprende haciendo. Y el empresario -que no es un tipo de los del pelotazo- invierte, y se siente satisfecho, enseñando. Como mentor. Y a veces como coach. Y de paso, que no es poco, contribuye al relevo generacional. Está formando a futuros empleados…

La búsqueda de la mayor implicación de la empresa en la formación del alumnado no es una moda pasajera. Y como el pasado 5 de octubre señalaba Juan Rosell, presidente de la CEOE, ante el II Foro Alianza FP Dual dicha implicación propicia un modelo de crecimiento para el futuro y es necesaria para ‘garantizar la eficiencia empresarial, económica y social’.

Alguno creerá que la FP Dual solo funciona en el sector industrial. Pues bien: en el foro mencionado se señaló que el 68% de la misma se desarrolla en el sector servicios.

“La FP fue clave, en su momento, en la industrialización de nuestro país”

[Tweet “La FP fue clave, en su momento, en la industrialización de nuestro país”]

Y hoy se constituye en todo un reto y una gran oportunidad ante la sociedad 4.0 (la del Big Data, el Internet de las cosas, etc.).

Una oportunidad que necesita sinergias: La FP no puede construirse solo desde el lado educativo. La administración de dicho ámbito tiene mucho que decir, sí. Pero también la administración que se ocupa del empleo. Todo ello desde un punto de vista estatal y -sobre todo- autonómico.

También tienen mucho que aportar los centros (con sus equipos directivos y demás profesionales).

Y los estudiantes y sus familias.

Y… last but not least, los agentes socio económicos: ahí estás tú. Tu negocio. Tu empresa. Porque sin empresa no hay FP que valga. Aunque, me temo que sin la FP también se removerían muchos cimientos empresariales.

En Alemania lo tienen claro. Son muy conscientes de que la FP es necesaria como motor de la economía: por ello invirtieron más de 5.000 millones de euros en FP Dual solo en el último año. Así lo subrayó en el foro antes citado Peter Temple, embajador de ese país. Quien además apuntó cómo el 60% de los estudiantes de la FP Dual es contratado en la propia empresa. A la que ‘revierte’ la formación que ha dado: ha sabido hacer ‘cantera’.

[Tweet “El 68% de la #FP se desarrolla en el sector servicios.”]

Si queremos -y más que querer necesitamos- prepararnos para el cambio de época, precisamos de una FP que forme a personas con valores, capaces profesionalmente, comprometidos, flexibles, polivalentes… Ahí va a estar en juego nuestra competitividad. O sea, nuestro futuro.

Cuando nos jugamos el futuro económicamente, nos lo jugamos también socialmente.

En ese sentido no está de más recordar al profesor de la Universidad de Zurich y experto en FP Philipp Gonon cuando subrayaba que la FP Dual favorece la integración social de los aprendices. A la vez que recordaba cómo en Suiza y Alemania el 70% de los estudiantes se forman en FP; ya no es una excepción. Y compara -esto lo digo yo- los niveles de empleabilidad de dichos países y los del nuestro…

Por cierto, ya que hemos salido al extranjero te recuerdo la importancia que para la Comisión Europea tiene Erasmus+. En el ámbito de la FP espero ahí las mejores noticias a este respecto. Los intercambios enriquecen la calidad del aprendizaje. Y la FP ofrece una formación válida para una aldea global. En la que estamos.

¿Apuestas por ella?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp

Artículos
relacionados