¡Únete a la comunidad de Community of Insurance!

Hacia un futuro lleno de optimismo

Fecha

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on whatsapp


 

Por José Luis Ferré, CEO de Allianz España

Podemos decir que hemos superado ya los peores y más impactantes momentos de la crisis sanitaria que ha provocado la COVID-19, y ahora la ciencia parece arrojar fundadas esperanzas con la más o menos cercana llegada de una vacuna que nos ayudará a salir definitivamente del colapso repentino en el que nos sumió la pandemia. Ha llegado el momento de empezar a hacer balance y muy especialmente de extraer lecciones y conclusiones de todo lo vivido.

Una de las principales lecciones es que no nos podemos permitir, como parte de la sociedad ni como parte de una compañía, quedarnos en la superficie o simplemente sentirnos satisfechos de haber estado tecnológicamente preparados para mantener siempre, también en los momentos más duros del confinamiento, nuestro servicio a clientes y mediadores. Aunque, sin duda alguna hay que admitir que esto es un gran logro: una obligación cumplida gracias a años de anticipación y de trabajo en la digitalización de la compañía, que tomó repentinamente una relevancia que jamás habríamos imaginado.

Otra de las lecciones es que la tecnología fue clave, sin duda, pero lo que mantuvo en pie a la compañía fueron sus personas. Prácticamente de un día para otro nos vimos inmersos en una nueva realidad que nos arrebataba muchos hábitos afianzados durante años en nuestra manera de trabajar, relacionarnos e incluso cerrar acuerdos o sellar alianzas. Todo ello estuvo acompañado de la incertidumbre, nunca antes experimentada, de ver al mundo paralizado por un virus que ni la ciencia ni el trabajo denodado de los sanitarios sabían cómo eliminar. Fueron momentos de gran angustia en los que los datos de los informativos invitaban a paralizarse. Lejos de eso, como Consejero Delegado de Allianz, lo que viví fue que formaba parte de un equipo que duplicó sus capacidades y esfuerzo para hacer frente a la incertidumbre y al miedo, tanto en el ámbito estrictamente profesional como personal. Siempre fui conocedor de la valía del equipo que tengo el privilegio de liderar pero fue en los momentos más críticos de la pandemia cuando pude, en parte gracias a ellos y a su manera de afrontar la situación, ser plenamente consciente de todas las oportunidades que tenemos por delante.

“Otra de las lecciones es que la tecnología fue clave, sin duda, pero lo que mantuvo en pie a la compañía fueron sus personas”

Se organizaron en tiempo récord los mecanismos para apoyar a nuestra red de mediación y a nuestros clientes con una batería de acciones que les facilitasen la dura tarea de afrontar el día a día como en el contexto social.

En concreto, en estos meses tan complejos el equipo Allianz ha hecho cosas increíbles. En vez de parar, hemos acelerado como nadie. Hemos avanzado en nuestra transformación digital, hemos logrado cerrar uno de los más importantes acuerdos de bancaseguros con el BBVA, hemos lanzado un nuevo producto de Decesos, hemos entrado en el mercado de Planes de Pensiones… Todo ello parecía inimaginable cuando estalló la pandemia. Pero estaba en nuestro objetivo seguir cumpliendo nuestro propósito compartido: proteger el futuro. Eso significa contribuir a que el futuro de nuestros clientes, empleados, mediadores y la sociedad sea prometedor y seguro.

No solo relanzamos nuestra estrategia comercial, lanzamos productos o llegamos a grandes acuerdos, sino que lo hicimos a la vez que protegíamos a los más desfavorecidos. Contribuimos a la sociedad con distintas donaciones y la familia Allianz se volcó en hacer voluntariados a distancia para gente mayor y personas con discapacidad. Además, impulsamos a más de 60 países la producción de los respiradores de emergencia OxyGen.Todo ello, una vez más, para proteger el futuro de las personas.

“Vamos a intensificar la integración de la tecnología en nuestros procesos y lo haremos de la mano de lo que consideramos la base esencial para conquistar cualquier objetivo y para conquistar el futuro”

Ahora estamos en una nueva etapa. Sin duda vivimos todavía una situación compleja en la que tendremos que hacer frente a la incertidumbre de los mercados y al devenir de la economía, en función de la evolución de la pandemia, pero en Allianz estamos decididos a afrontar el día a día y el futuro desde la cautela pero también con todo el aliento que nos proporciona el respaldo de un trabajo bien hecho y el objetivo de seguir siendo elegidos, cada día, por nuestros clientes porque somos capaces de adaptar nuestra oferta a sus necesidades.

Seguiremos incorporando todas las soluciones que la tecnología pone a nuestro alcance para tener una comunicación más eficiente con ellos, junto a nuestros mediadores, y continuaremos mejorando la gestión de los datos para desarrollar soluciones innovadoras y ofrecer el recurso más adecuado a cada cliente en función de su situación o momento vital. Vamos a intensificar la integración de la tecnología en nuestros procesos y lo haremos de la mano de lo que consideramos la base esencial para conquistar cualquier objetivo y para conquistar el futuro: un equipo humano (nuestros empleados y mediadores) capaz y comprometido, que ha demostrado su entrega, valentía y solidaridad en tiempos difíciles y esto es, sin duda, la mejor razón para mirar al mañana con optimismo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp

Artículos
relacionados