¡Únete a Community of Insurance!

Centrarse en vender y cambiar rutinas para salir de la crisis.

Fecha

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on whatsapp

Otro consejo es salir al exterior, a mercados emergentes como el chino o el indio. 

Un estudio del grupo de negocios Regus Business Tracker muestra que dos de cada tres empresas son optimistas y piensan aumentar sus ingresos durante 2010. Además, de las respuestas facilitadas por 11.000 personas que trabajan en empresas de 15 países se desprende que Sudáfrica e India esperan el nuevo año con una actitud todavía más positiva. A ello se suma que  una proporción de empresas mayor en ambos países (80%) cree que aumentará sus ingresos en el próximo año. No obstante, las empresas de Francia y Bélgica siguen expresando cierto pesimismo y angustia ya que sólo la mitad piensa positivamente y cree que crecerán sus ventas.

Por su lado, los expertos piensan que para aprovechar la recuperación, las empresas tienen que aprender de sus momentos más bajos de 2008 y 2009 y cambiar sus estrategias y modo de actuar. Además, tienen que hacerlo antes de que empiece la recuperación, y no mantenerse a la espera. Mark Dixon, director general de Regus, sugiere siete puntos de reflexión:

  1. Piense en pequeño. Se ha visto que las empresas pequeñas son más emprendedoras y se orientan más al exterior, dedicando casi toda su energía a la comercialización y al cuidado de la cartera de clientes, mientras que las grandes empresas se debaten con problemas internos como la gestión de costes y de personal.
  2. Eche un vistazo al resto del mundo. Si se van a orientar al exterior, las empresas no deberían dejar que ante ellas se interpongan fronteras internacionales; China, India y otras economías emergentes tienen un enorme potencial de crecimiento. Con unas telecomunicaciones cada vez más avanzadas y más económicas, hacer negocios en el extranjero puede servir de base para un futuro crecimiento.
  3. Trabaje de forma más inteligente. Las empresas de todo el mundo están analizando con lupa el coste de su personal, pero muchas de ellas olvidan analizar otros costes fijos. Para la mayoría de las empresas los gastos inmobiliarios son la segunda mayor partida de gastos generales fijos. Y, sin embargo, el 95% de ellas no lo tienen en cuenta como fuente importante de ahorro potencial. En lugar de embarcarse en contratos de alquiler costosos y a largo plazo, deberían buscar contratos más flexibles.
  4. Piense en el medio ambiente. Aproveche la oportunidad de disponer de tecnologías energéticamente más eficientes. Los sistemas de ahorro energético como aire acondicionado y calefacción por zonas y una correcta iluminación pueden contribuir a reducir considerablemente la factura del consumo.
  5. Mire a su alrededor. Con recuperación o sin ella, algunos sectores han prosperado, incluso durante la recesión. El sector de las telecomunicaciones, por ejemplo, mantiene su fortaleza en todo el mundo: muchos países en vías de desarrollo están instalando tecnologías de telefonía móvil. La tecnología sostenible también funciona bien, gracias a las elevadas inversiones que se han realizado en el sector.
  6. Subcontrate. Las empresas deberían centrarse en las actividades que generan ingresos y subcontratar el resto. Los servicios inmobiliarios, administrativos y de asistencia los pueden realizar otras personas, dejando a las empresas que se concentren en lo que saben hacer mejor.
  7. Trabaje en red. Le guste o no le guste, el trabajo en red es imprescindible para encontrar nuevos clientes y contactos, además de para recoger información y obtener asesoramiento. Es una de las formas más sencillas de generar negocios.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on print
Print
Share on whatsapp
WhatsApp

¡Únete a Community of Insurance!

Artículos
relacionados