¡Únete a Community of Insurance!

¡Qué ciegos estamos…de no ver las soluciones a nuestro alcance!

Fecha

Escribe: Javier López Isla (Consejo de redacción del BdeCB)

Estimado amigo: Pero qué ciegos estamos.

Tenemos a nuestro alcance la solución de todos los problemas y pasamos de lado como invidentes vacilantes, incapaces de descubrir ante nuestras narices la fácil salida de tantas dificultades.

Estoy seguro de que recuerdas los tiempos de los Arbitristas, del siglo XVII, que proponían soluciones a la crisis enorme que acongojaba a la sociedad española. La bancarrota, el abuso de poder, la corrupción, la pereza de nobles e hidalgos, nacidos para todo menos para trabajar.

Y parodiando al genial Mario Moreno, cuando se le preguntaba a alguno: ¿Vd. de qué vive?, la respuesta siempre era la misma: Pues…de puritito milagro. Así hemos visto cómo las deudas poco a poco han ido creciendo y creciendo y la inquietud se ha instalado entre nosotros. Y la solución estaba tan a la vista que los árboles no nos dejaban ver el bosque. Porque tú y yo Carlos, no estamos capacitados para discernir con claridad los entresijos de tanta crisis y salir airosos de tanta desolación. Pero entre nosotros hay algunos iluminados, poseedores de tan fabulosos recursos que pueden solucionarnos de manera           

inmediata la salida de este lío.

Fíjate en este anuncio,- del que no tenemos por qué dudar de su veracidad- que nos aporta todas las soluciones.

Como podemos comprobar, al contar con los espíritus mágicos más rápidos y poderosos, los resultados están garantizados al 100%, y no como la Virgen de Lourdes, que últimamente está muy perezosa y apenas soluciona algún caso de caries o de seborrea.

No, el maestro Sibide sabe de lo que habla, trabajo, dinero, empresa, exámenes, problemas judiciales, negocios, aunque hay algunas cosas que me intrigan como eso que propone de «limpiezas», ¿será que te lava él, o tienes que ducharte en su consulta?

Le van los pleonasmos e insiste en la salud y las enfermedades crónicas, amor y atraer amor, empresa y negocios. Lo de la impotencia sexual ¿lo resolverá gracias al famoso citrato de Sildenafil? o bien con un tratamiento intensivo a base de «mulatonas» caribeñas.

Este Keba me inspira algo menos de confianza. Trabaja más que el anterior, desde las 9 hasta las 22. Y solo lleva 30 años salvando al personal, frente a los 50 del gran Sibide.

Eso sí, le reta al otro, ya que dice poseer lo espíritus mágicos más rápidos que existen.

También garantiza los resultados al 100%, pero se cubre con una cláusula de prudencia, en 3 a 7 días como máximo.

Este incorpora novedades turbadoras. Si ya era preocupante lo de la «limpieza», este viene dispuesto a «romper ligadura» -no sé si se refiere a la de trompas-y a obtener «amarres»

que será posiblemente porque últimamente están muy difíciles en los puertos deportivos.

Resuelve problemas y ¡¡¡atención!!!, también dificultades, y eso siempre tranquiliza mucho.

Otra cosa extraña es que cura las enfermedades crónicas, judiciales e incluso las matrimoniales. Un caso de enfermedad judicial puede ser quizá la «hernia fiscal». Las enfermedades matrimoniales ya son más conocidas, el «dolor de cabeza» al acostarse, etc.

Pero lo mejor, lo que ya me ha convencido de manera determinante, ha sido su exhortación final: TRABAJO SERIO CON SEGURIDAD Y CONFIANZA. 

La verdad, no esperaba menos.

Casi todos estos fenómenos ofrecen la solución con unos resultados rápidos y garantizados.

Pero a veces cometen algunos errores… y ahí está el problema. Que si le dijo a alguna clienta que le iba a conseguir los amores de Brad Pitt y al final no pudo ser, o le prometió a D. Arturo que le iba a funcionar el pajarito como un canario flauta y sigue convertido en flautín aletargado, tiene que poner pies en polvorosa para huir de la ira del cliente insatisfecho. Pero como ellos bien dicen: No hay problema sin solución

Si la cagaste siendo el Profesor Malamine  que prometías atraer éxitos en los negocios comercio y trabajo, y resultó que el cliente sigue en el paro… pues te cambias el nombre y ya está. Eso sí, ya no haces tanto hincapié en los éxitos del trabajo y el comercio.

Desde mañana eres el Maestro Salim, que promete éxito en los concursos y los deportes. Panfleto nuevo, vida nueva y pelillos a la mar.

Se ve que cambiar el nombre es mucho más sencillo que cambiar el número de teléfono, ya que este sigue siendo el mismo, ya te llames Salim o Malamine

Eso sí, hay que recuperar lo perdido y se debe trabajar una hora más. El trabajo es salud.

Esta metamorfosis no es única y parece una práctica común, como puede verse en esta otra pareja de «artistas» que cambian el nombre pero continúan compartiendo el móvil.

Lo que sucede es lo mismo, que debido a los días perdidos huyendo de algún estafado, luego tiene que recuperar ese tiempo y se refleja en la jornada laboral que pasa de las 11 horas a las 14. ¿ Y
dónde están los sindicatos para protestar por estas jornadas inhumanas?

Tampoco parece que estos videntes sean excesivamente creativos pues se copian los anuncios más que los chavales en los exámenes. Y al final leído uno, leídos todos.

Es más parece que el Maestro Salim y el profesor Yadali, frecuentan el mismo diseñador gráfico, que por mor del ahorro les ha ofrecido el mismo diseño con la velita, la luna y la estrella.

En fin, amigo Carlos, yo pienso que estás perdiendo lastimosamente el tiempo con tu flamante Consulting, creo que lo que procede es que contrates directamente al profesor Banfa y de paso resuelves los problemas de todo el gremio.

Es más creo que Rubalcaba o  Rajoy, por citar solo un par de tipos con problemas, debieran espabilarse un poco y frecuentar la afamada consulta del maestro Sibide , Yadali,  Cisse Salim, el profesor Haruna o como se llame ahora, cualquiera de estos salvadores que tienen en sus manos el poder más absoluto y así sacarnos del atolladero.

Aunque bien mirado, si estos maestros poderosos fueran magos de verdad, ya se habrían dado cuenta antes de venir, de lo que les esperaba por estas tierras.

Como dice con su sorna característica Stephen Hawking, el célebre cosmólogo británico:

Si fuera cierto eso de los poderes de los adivinos… tendrían prohibida la entrada en los casinos.

No deja de ser curioso el ver tantos individuos con acceso a los espíritus mágicos más poderosos, a la clarividencia y al poder sobrenatural.

Hombre, es inquietante y sospechoso constatar que el anuncio del maestro «Keba» del principio, se parezca tanto al del maestro «Kaba»…

Algunos, la verdad, se ve que van a menos. Haruna, por ejemplo, cuando empezaba, se comía el mundo. Era vidente, astrólogo, futurólogo médium y curandero, dominaba la magia blanca, la negra y la café con leche, para terminar poco después simplemente de «profesor». Está claro que había puesto el listón muy alto. Ahora ya se ha moderado y no habla de pronóstico sin fallos y resultados garantizados al 100 %

Bueno Carlos, elige el que más te guste y ya me contarás cómo te ha ido en la visita.

Hasta entonces recibe el más cariñoso de los abrazos de tu amigo de siempre

Javier

 

Con tu permiso deseo dedicar este artículo a mi buen amigo Iñigo Jiménez que es el entusiasta recopilador de todo este tipo de fantásticos anunciantes.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

¡Únete a Community of Insurance!

Los datos personales facilitados y cualesquiera otros generados durante el desarrollo de la relación contractual o comercial que mantengamos, serán tratados por COMMUNITY OF INSURANCE, S.L. La finalidad del tratamiento es gestionar y generar tu perfil profesional en nuestras aplicaciones y redes, gestionar los distintos servicios que proporciona el sitio web, y promover u organizar las actividades o eventos que desarrollemos, con el objetivo final de favorecer a la interrelación entre profesionales. Dicho tratamiento se basa en su consentimiento, en la relación contractual o comercial existente entre las partes, y en nuestro interés legítimo. Se podrán ceder datos a terceros para la prestación de servicios auxiliares, el cumplimiento del contrato, o por estricta obligación legal. Se podrán realizar transferencias internacionales de datos, a países con el mismo nivel de garantía.. Puede, cuando proceda, acceder, rectificar, suprimir, oponerse, así como ejercer otros derechos, tal y como se detalla en la información adicional y completa que puede ver en nuestra política de privacidad.

Artículos
relacionados