¡Únete a Community of Insurance!

HOY POR DESGRACIA LA DENUNCIA ES FÁCIL

Fecha

(N. de E. No se prodiga David Larralde en este blog pero cuando lo hace, no tiene pelos en la lengua para expresar lo que muchos piensan y no se atreven a decir. Ante el negro panorama que nos está tocando vivir pone el dedo en la llaga de muchas de las nefastas actuaciones que los ciudadanos de a pie contemplamos atónitos. Después de una crítica sin paliativos a los que deberían demostrar mucha mayor dignidad, honradez y capacidad que el resto de los seres mortales, David Larralde, que se confiesa pesimista, termina su artículo con su propuesta para que esta negativa tendencia cambie)

He recogido el guante que me lanzaste desde un comentario al artículo de Javier, sobre esos magos que resuelven todos los problemas con ayuda de sus espíritus mágicos.

Allí me incitas a denunciar… y hoy por desgracia la denuncia es muy fácil.

Son demasiadas las cosas que se hacen mal.

El gobierno protege a las poderosas entidades bancarias y deja morir a los individuos más débiles.

Los políticos gozan de todo tipo de privilegios, no solo en los sueldos, dietas, viajes, comisiones, etc. incluso en las condiciones para recibir una jubilación, hecho este que no fue denunciado en su momento sino por cuatro filósofos incorruptibles, el difunto Aranguren entre otros.

Es increíble que algunos servidores del Estado, tengan sueldos vitalicios, y luego se dediquen a otras actividades remuneradas y por cierto muy bien remuneradas.

Entre todos financiamos los partidos, los sindicatos, 17 autonomías, multitud de empresas públicas, casi todas ellas deficitarias y trufadas de enchufados.

España es el país de la Unión Europea con más políticos por habitante, doblamos a Italia y Francia y superamos en 300.000 a Alemania, con el doble de habitantes que nosotros.

Cada vez que un voto entra en la urna, es un óbolo a los partidos votados… y más por cada diputado y más por cada senador.

La corrupción y el mamoneo campan por doquier y ningún partido tiene la exclusiva.

La nefasta actuación de los políticos se ha convertido en una de las primeras preocupaciones del país, tras el paro y los problemas económicos.

Los partidos, y los sindicatos o la Iglesia deberían financiarse exclusivamente con la cuota de sus afiliados y no pasarle al estado su manutención.

La anterior gobernanta de la Comunidad madrileña, despachó a más de 2.000 de los 3.500 delegados sindicales liberados, que naturalmente sobraban, y nadie se rasgó las vestiduras al constatar cuanta gente vive del cuento.

La justicia, el poder judicial, está en manos de los partidos políticos y no existe la separación de poderes que debe guiar la Democracia.

Los notarios, que cobran por dar fe de la verdad, se marchan de la sala antes de la firma para que arregles tú con el vendedor el verdadero precio de las cosas.

Luego el papel, lo aguanta todo. Pero eso sí, él cobra.

La Agencia tributaria consiente el impago de los Clubes de fútbol, por millones, y luego machaca implacable al autónomo que no puede pagar un par de meses.

El pasado 2011, 61 mujeres fueron objeto de la violencia machista con resultado de muerte y a Junio de este año, ya eran 22 las víctimas mortales.

Las mujeres siguen sometidas y ganan menos que los hombres en trabajos similares.

País de paradojas, los funcionarios, ganan más que los trabajadores por cuenta ajena.

El porcentaje de los sueldos que superan los 2000 euros es mayor en la administración que en la industria privada. Casi el 60% de los funcionarios cobran más de 2.000 euros mensuales y en las Comunidades autónomas son el 64 %, sin embargo en el sector privado solo el 22% alcanza esta cifra.

Los trabajadores por cuenta ajena y los jubilados declaran mayores ingresos en el IRPF, que los pequeños empresarios y profesionales liberales, es decir que en España es más rentable ser jubilado o trabajador por cuenta ajena, que abogado, notario, dentista o empresario.

Esta diferencia  es de 8.300 euros y viene incrementándose en los últimos 16 años.

Hay que joderse.

¡¡¡Y  no  pasa  nada!!!……..

Cómo no cabrearse ante un panorama como este…

Parece que estoy proponiendo aquí algo como el Rincón del Indignado, pero no es así.

Respeto profundamente ese movimiento espontáneo, generoso e inmanejable.

Simplemente creo que no pensamos lo suficiente en estos tremendos desbarajustes.

Atareados como estamos en contratar la póliza de la compañía tal, o bajar el riesgo de la compañía cual, no tenemos tiempo para la serena reflexión.

Estoy seguro de que a nadie le gusta la situación mal descrita que he desgranado.

Pero, la verdad, ¿Qué hacemos para cambiarla?

Votar cuando nos toca… ¿es suficiente?

¿Hay algún partido que lleve en su programa el arreglo de este desaguisado?

¡Qué va!….

Lo que se me ocurre que tenemos que hacer es duplicar nuestro esfuerzo educacional.

En la escuela, sí, pero mucho más en la familia.

Tenemos que inculcar en el corazón de nuestros hijos la sutil diferencia que existe entre el bien y el mal.

La ética en los negocios, en la familia, en las relaciones, en el trabajo.

Que no vale todo.

Que el dinero no es lo más importante de la vida, no es el ídolo ante el que hay que postrarse. Que subordinar todo al dinero nos materializa y embrutece.

Que el éxito personal no puede construirse sobre los derechos ajenos.

Inculcarles el valor de la honradez, de la verdad, del trabajo
bien hecho.

Que el individuo es importante, pero la comunidad, lo es más.

Que los derechos de uno terminan donde comienzan los de los demás.

Que el fin jamás justifica los medios, que es inaceptable aprovecharse de los otros.

…….

Pero el caso es que llegamos a casa muy tarde…y laminados por un día agotador.

Muchas veces nuestros hijos ya están dormidos para cuando llegamos.

Si tuviéramos una solución tan sencilla como la de los sanadores del artículo de Javier, sería cuestión de proponérselo, pero desgraciadamente no la tenemos.

Esto hay que romperlo por alguna parte, y yo estoy desengañado de los de arriba, últimamente pienso que solo puede romperse desde abajo.

Fomentar la honradez, la palabra dada, la justicia (dar a cada uno lo suyo) cumplir los deberes para con la sociedad que nos acoge, y empezar por nosotros mismos, cada uno en su área de influencia.

Hacer de cada hogar una república perfecta, donde triunfe y brille la verdad y donde apliquemos en pequeña escala todos los valores que decimos que le faltan a esta gran sociedad española.

En mi anterior artículo pedía a los intelectuales españoles que abanderasen este movimiento, que al igual que en el 98, se pusieran a la cabeza de la regeneración española, todos nuestros académicos, profesores, escritores, pensadores, cineastas, dramaturgos, tienen el reto de reconducirnos hacia la honestidad.

Desde las radios, los libros, las televisiones, los periódicos, los cines, las escuelas y universidades, los púlpitos y los blogs de Internet, tiene que surgir un clamor que haga imposible obviarlo.

Soy pesimista, lo sé, pero digo yo que algo tendremos que intentar…

De momento, se me ocurre que si alguno ha sido capaz de llegar al final de este artículo es que todavía alberga alguna esperanza.

Perseveremos. No nos rindamos. Hagamos algo.

Por último, deseo agradecer la gentileza de Carlos Biurrun que me ha permitido utilizar su espacio cibernético, su interesante blog, para manifestar mis inquietudes.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

¡Únete a Community of Insurance!

Los datos personales facilitados y cualesquiera otros generados durante el desarrollo de la relación contractual o comercial que mantengamos, serán tratados por COMMUNITY OF INSURANCE, S.L. La finalidad del tratamiento es gestionar y generar tu perfil profesional en nuestras aplicaciones y redes, gestionar los distintos servicios que proporciona el sitio web, y promover u organizar las actividades o eventos que desarrollemos, con el objetivo final de favorecer a la interrelación entre profesionales. Dicho tratamiento se basa en su consentimiento, en la relación contractual o comercial existente entre las partes, y en nuestro interés legítimo. Se podrán ceder datos a terceros para la prestación de servicios auxiliares, el cumplimiento del contrato, o por estricta obligación legal. Se podrán realizar transferencias internacionales de datos, a países con el mismo nivel de garantía.. Puede, cuando proceda, acceder, rectificar, suprimir, oponerse, así como ejercer otros derechos, tal y como se detalla en la información adicional y completa que puede ver en nuestra política de privacidad.

Artículos
relacionados